Cara y cruz de las exportaciones en 2015

Valores Digital
contenedores recortada

En 2015, las exportaciones españolas aumentaron un 4,3% y alcanzaron un nuevo máximo histórico anual con más de 250.000 millones de euros exportados. El sector de la automoción fue el que más contribuyó a este crecimiento con un incremento del 19,6%. Antonio Hernández, socio responsable de Internacionalización de KPMG en España, analiza los aspectos positivos y negativos de los datos de exportaciones de mercancías del pasado año, publicados por la Secretaría de Estado de Comercio:

La cara:

Se acelera el ritmo exportador. Las exportaciones registraron un aumento interanual del 4,3% en 2015, por encima del 2% registrado en 2014, y se ha alcanzado un nuevo máximo histórico anual con más de 250.000 millones de euros exportados. Esta positiva evolución coincide con una coyuntura más favorable del consumo privado en España, lo que evidencia que las empresas españolas mantienen su actividad internacional pese a la mejora de la demanda doméstica.

Impacto positivo de la recuperación en la Unión Europea. En un año en el que la mejora económica en el entorno comunitario parece consolidarse, las exportaciones españolas lograron registrar un crecimiento del 6,4% a la Unión Europea y del 5,4% a la Eurozona.

Buenos resultados en China pese a la “nueva normalidad”. La desaceleración de la economía china en 2015 no ha impedido que las exportaciones españolas a este mercado hayan crecido un 8,8%. Eso sí, la cuota de las exportaciones a China sobre el total mundial es aún reducida (1,8%) teniendo en cuenta su potencial.

Se mantiene la competitividad en Estados Unidos. Las exportaciones españolas destinadas al país norteamericano aumentaron un 7,2% en 2015. La importancia de este mercado para las empresas españolas sigue creciendo y su cuota sobre el total de exportaciones se sitúa ya en el 4,6%.

Oriente Medio, el mercado que más crece. Fue la región que registró un mayor crecimiento de las exportaciones (17,8%), con un significativo incremento de las ventas a Arabia Saudí, Israel y Emiratos Árabes Unidos.

Automoción, Alimentación y Consumo, los sectores más dinámicos. El significativo avance de las exportaciones en automoción (19,6%), unido al peso de este sector (concentra un 17,0% del total), lo posicionan como el sector que más ha contribuido al crecimiento de las exportaciones españolas. Por otro lado, las exportaciones del sector de alimentos, bebidas y tabaco, segundo sector más exportador, con un 16,2% de cuota, crecieron un 9,0%. Destaca asimismo la evolución de las exportaciones de bienes de consumo duradero, que crecieron un 18%, y las de manufacturas de consumo, que aumentaron un 9,4%.

Mayor tasa de éxito. El número de empresas exportadoras regulares (aquellas que exportan durante al menos cuatro años consecutivos) aumentó un 4,7% en 2015 y se sitúa ya cerca de las 47.800 empresas. Estas compañías, que concentran la práctica totalidad de las exportaciones españolas (93,4%), representaron en 2015 un 32,4% del total de empresas españolas exportadoras, lo que implica una mejora de la “tasa de éxito” (la cuota que representa el número de empresas exportadoras regulares  sobre el total de empresas exportadoras) respecto a 2014 (31%).

La cruz:

Disminuyen las exportaciones a Asia. A pesar del mejor comportamiento en China, las exportaciones dirigidas al conjunto de Asia, que suponen un 6,1% del total, retrocedieron un 0,8% con respecto a 2014. Destaca el descenso en Japón (-5,9%), segundo mercado en Asia después de China; Corea del Sur (-6,2%), tercer mercado; Hong Kong (-0,5%); Singapur (-33,4%); y Taiwán (-52,3%).

Impacto del contexto económico internacional. La caída generalizada de las materias primas, con especial mención al precio del petróleo, y el efecto de la ralentización del crecimiento de China en terceros países, han afectado a las ventas a varios de nuestros socios comerciales. Así, las exportaciones a Brasil han caído un 13,3%, a Rusia un 34,4%, a Noruega un 13% y a Venezuela un 33,5%.

Estancamiento en África. Las exportaciones dirigidas a África, que suponen un 6,5% del total, crecieron únicamente un 0,1% con respecto a 2014. Destaca el descenso del 11,6% de Argelia, nuestro segundo cliente en la región por detrás de Marruecos, y de Nigeria, con una bajada del 8,7%.

Aumenta la dependencia de la UE. La citada mejora de las exportaciones a destinos comunitarios, unida a menores tasas de crecimiento en algunos mercados emergentes relevantes, redunda en un aumento de la cuota de la UE como destino: 64,8% (frente a 63,4% en 2014). Este porcentaje es elevado si tenemos en cuenta el peso de esta área en la economía mundial. Como ya comentamos en otro artículo, en el ámbito de la internacionalización hay vida más allá de la UE para las empresas españolas.

Base exportadora aún limitada. Pese a la citada mejora del número de empresas exportadoras regulares, este es aún muy reducido en comparación con el tamaño del tejido empresarial español, compuesto por más de 1.400.000 empresas. Además, existe una elevada concentración de las exportaciones en pocas empresas (50 compañías concentran un tercio de las exportaciones) y en pocas regiones (Madrid y Cataluña concentran un 60% del total de empresas exportadoras).

 

Exportaciones

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *