Cinco tecnologías emergentes que cambiarán el mundo

Valores Digital
Tecnologia emergente robot EFE

Escogidas por un panel de expertos del World Economic Forum.

Estas cinco tendencias disruptivas en tecnología para 2015 han sido extraídas de las diez escogidas por un panel de expertos del World Economic Forum para el informe Top 10 Emerging Technologies of 2015.

1. Coches con pila de combustible. Las marcas de automóviles ya cuentan con planes para lanzar al mercado un nuevo tipo de vehículo: los coches que funcionan con pilas de combustible. A diferencia de las baterías de los coches eléctricos, que deben cargarse a través de fuentes externas, estos cuentan con una pila que genera electricidad directamente a través de combustibles como el hidrógeno o el gas natural. Sus ventajas pasan por su amplia autonomía (alrededor de 650 kilómetros por depósito) y sus nulas emisiones a la atmósfera.

2. Robótica de próxima generación. La colaboración entre humanos y máquinas es cada vez más real, gracias a los últimos avances en robótica. Los nuevos sensores permiten a estas máquinas comprender y responder mejor ante el entorno, mientras que sus estructuras, inspiradas en estructuras biológicas complejas como las manos humanas,  son cada vez más adaptables y flexibles. También el cloud computing trae ventajas: los robots pueden acceder a instrucciones de forma remota, en vez de tener que programarlos como unidades autónomas. Sus nuevas aplicaciones van más allá de las líneas de montaje y se acercan a la agricultura (control de semillas o cosechas) o incluso a la sanidad, realizando tareas de enfermería.

3. Fabricación aditiva. Tradicionalmente, las técnicas de fabricación se han basado en la sustracción; es decir, se parte de una gran pieza de algún material (madera, metal, etc.) y después se le van quitando capas para conseguir la forma deseada. La fabricación aditiva consiste en lo contrario: comienza con materiales sueltos (líquidos o en polvo) que se van juntando en una figura tridimensional utilizando una plantilla digital. Esta nueva técnica permite personalizar los productos en función de los gustos o necesidades del consumidor final.

4. Inteligencia artificial. La inteligencia artificial es, en pocas palabras, la ciencia que permite que un ordenador haga aquello que el hombre puede conseguir. En los últimos años ya ha vivido grandes avances, implantándose en procesos como el reconocimiento de voz en los móviles; pero los expertos aseguran que el próximo gran paso será conseguir que las máquinas aprendan automáticamente mediante la asimilación de grandes volúmenes de información. Un proyecto de la universidad estadounidense Carnegie Mellon ya se ha acercado al objetivo. Ha creado un ordenador que puede entrar a millones de páginas webs, leer su contenido y mejorar en el proceso su capacidad de lectura y comprensión. En el futuro, la inteligencia artificial permitirá evitar errores humanos en tareas como la conducción o el diagnóstico de enfermedades.

5. Drones de detección y evasión. En el ámbito militar, la agricultura, el cine o cualquier tarea que requiera vigilancia aérea, los drones ya se han convertido en imprescindibles. Hasta ahora, era siempre un piloto el que, de manera remota, guiaba los aparatos; pero la próxima generación de drones será capaz de volar de manera autónoma. Para que esto ocurra, la tecnología que los desarrolla deberá hacerles capaces de detectar y evitar los obstáculos del entorno. Una vez conseguido, las tareas que podría ejecutar un dron podrían ir desde la comprobación de líneas eléctricas hasta el reparto de material médico ante una emergencia.

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *