El consumidor chino se reafirma como el gran comprador online

Sara Mirete Pitarch
EFE EFE.

El Singles’ Day  (Día de los Solteros) o el 11.11 Global Shopping Festival ha vuelto a batir su propio récord de ventas y a poner de manifiesto el enorme potencial de consumo que  tiene el público chino.

Cada 11 de noviembre, las grandes compañías de comercio electrónico de China y pequeños comercios celebran el día de los solteros con 24 horas de grandes descuentos, un festival impulsado por el retailer Alibabá en 2009 con alrededor de 27 empresas participantes que se ha convertido en estos seis años en el día de mayor facturación por ventas online del mundo con cerca de 40.000 empresas involucradas en 2015. De hecho, este año sólo el grupo Alibaba ha generado un volumen de mercancía bruta de 10.000 millones de dólares en las primeras 14 horas.

Las cifras del 11.11 solo evidencian el aplastante crecimiento del comercio electrónico en China, un segmento que crece anualmente a doble dígito y que los expertos pronostican que se incremente hasta el billón de dólares en los próximos tres años.

Según el informe de KPMG China’s Connected Consumers para el que se ha encuestado a cerca de 10.000 consumidores chinos, la tendencia muestra una voluntad creciente de gastar cada vez cantidades mayores de dinero en la compra de productos online y perfila un comprador al día de las últimas tecnologías y exigente con la calidad de lo que adquiere. Tanto es así que el 45% de los encuestados afirmaron que han comprado la mayor parte de sus productos de lujo a través de Internet.

A pesar de la ralentización del crecimiento de la economía china, el incremento del poder de compra de los consumidores del gigante asiático se refleja en el aumento del 121% en la cantidad máxima de dinero que los compradores chinos están cómodos pagando por un único producto, según concluye el informe, desde los 1.900 reminbís que expresaron en 2014 hasta los 4.200 de la encuesta realizada en 2015.

Asimismo, el informe refleja que la vía de acceso estrella es el móvil.  Thibault Villet, cofundador y CEO de Mei.com, una marca online de ventas privadas de productos de lujo, moda y estilo de vida con alrededor de 6 millones de miembros en China asegura que la cuota de ingresos de la empresa provenientes de ventas vía smartphone alcanzó en junio de 2015 el 70% del total, una cifra que espera que suponga el 100 por ciento de su negocio a finales de 2016.

Comprar un coche por Internet, ¿por qué no?

Los compradores chinos se encuentran completamente cómodos en el mercado digital y omnicanal. Esta comodidad se observa también en la creciente apertura a comprar prácticamente cualquier tipo de producto considerado “premium” o de lujo a través de Internet. Una media de entre el 75 y el 95 por ciento de los encuestados para el informe afirmaron barajar comprar online prácticamente la totalidad de los productos que se les plantearon desde calzado o cosméticos hasta joyas. Únicamente los bienes más costosos como viviendas o coches mostraron una incidencia mayor de respuestas reticentes (algo más del 50%) aunque no deja de ser alentador que prácticamente la mitad no rechace la idea de llegar a hacerlo.

Productos_lujo-online-Chinese-connected-consumers

La oportunidad en el mercado digital chino es enorme y las empresas extranjeras tienen buenas perspectivas según el mismo informe de KPMG. Preguntados acerca de las principales razones para comprar online encontramos en segundo lugar, tan solo detrás del precio, el origen del producto con una especial apetencia por adquirir bienes procedentes de Europa o Estados Unidos.

“Las empresas que sean capaces de llegar al consumidor chino con experiencias omnicanal y que sepan evolucionar con rapidez en un mercado que cambia a un ritmo vertiginoso tienen una inmensa ventana abierta en el mayor mercado digital del mundo” afirma, al respecto, Carlos Peregrina, socio responsable de Consumo de KPMG en España.

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *