La CNMV pone foco en las Comisiones de Auditoría al considerar su función esencial

Patricia Alfaro
CNMV Foro Consejero

Después de la última reforma y código de buen gobierno realizados por la CNMV, de los que hace un balance positivo, el organismo regulador tiene claros sus próximos objetivos. Entre ellos, abordar el funcionamiento de las comisiones de auditoría, que para la CNMV tiene una gran importancia para el buen gobierno corporativo.

Para cumplir este objetivo, el organismo tiene previsto lanzar este mes una guía técnica con criterios y recomendaciones, al considerar que en la actualidad existe “cierta dispersión” en cuanto a su funcionamiento. “Queremos contribuir a que se extiendan las mejores prácticas”, afirmó Sebastián Albella, presidente de la CNMV, durante su intervención en el V Foro del Consejero, organizado por KPMG en colaboración con IESE, El País, Aon y Heidrick & Struggels.

Esta guía técnica, elaborada tras la experiencia práctica del funcionamiento de las comisiones de auditoría y tras un proceso de interacción con el sector, será especialmente útil para las entidades de interés público, que en la actualidad están constituyendo sus comisiones de auditoría. En la línea de este documento, las comisiones de auditoría ya disponen de publicaciones especializadas que pretenden facilitar la labor de las comisiones de auditoría, como el Manual Práctico para las Comisiones de Auditoría elaborado por KPMG, referencia entre las comisiones de auditoría y que este mes de junio se ha publicado su nueva edición.

Además, como recuerda Borja Guinea, socio responsable de Auditoría de KPMG en España, “este año los grupos de interés van a disponer de un informe de auditoría ampliado, que incluye, entre otras, las cuestiones clave identificadas por el auditor y cómo las ha abordado en su labor, por lo que es conveniente un mayor diálogo y entendimiento con las comisiones de auditoría”

En su intervención Albella explicó que la CNMV identifica cinco principios rectores de la actuación de la comisión de auditoría, que se recogerán en la guía: la responsabilidad, el escepticismo, el diálogo constructivo –por el que se promueve que los miembros de la comisión de auditoría se expresen con libertad para enriquecer el análisis– el diálogo continuo con auditoría interna y la capacidad de análisis suficiente”, Además de estos principios, desde el regulador se plantean a las comisiones tres cuestiones de calado:

Independencia de la comisión de auditoría: la guía incluirá la recomendación de evitar la presencia de ejecutivos a las reuniones, a excepción de que sean invitados con el objetivo de tratar puntos concretos. “Es una mala práctica que tengan asistencia automática”, afirmó el presidente de la CNMV.

– La comisión de auditoría deberá tener una relación mayor y más fluida con el auditor externo, con foco en las discrepancias.

Importancia de la supervisión de la gestión y control de riesgos: La guía propugnará que la comisión de auditoría participe en la evaluación anual.

La remuneración de los consejeros, a examen

Otra de las prioridades de la CNMV para este año pasa por ampliar la información disponible sobre remuneración de consejeros y altos ejecutivos. Una cuestión sobre la que según el presidente del regulador se ha “avanzado mucho en los últimos años” en términos de transparencia, control por la junta directiva y mayor alineamiento de la remuneración con el interés de la compañía a corto y medio plazo, pero sobre el que “quedan cosas por hacer”.

El sistema actual, similar al de países como Reino Unido y Francia, tiene como objetivo impulsar la transparencia, el control de los accionistas y alinear los intereses entre gestores y accionistas. “A nivel comparativo estamos bien situados, pero existen mejoras en cuanto a su aplicación”, afirmó Albella. En el marco de esta prioridad para la CNMV, recordó que la cuestión de la remuneración tiene “una gran sensibilidad social en todos los países”. “Es un debate en el que hay que estar atentos”, subrayó.

Para mejorar la transparencia, la CNMV modificará el informe anual de remuneraciones de los consejeros, para ampliar la explicación de cómo se ha conformado la política retributiva y que los inversores conozcan por qué los consejeros cobran determinadas cuantías. El objetivo del organismo es que las empresas “expliquen y justifiquen en detalle” la remuneración de sus consejeros ejecutivos, explicó Albella, que calificó de “limitadas” las explicaciones actuales.

Como ejemplo de esta mayor información, el presidente de la CNMV citó la inclusión de métricas sobre las remuneraciones variables, además de ampliar la información sobre sistemas de previsión o pensiones e indemnizaciones previstas por cese. “Realizaremos una revisión específica y general en relación con estos aspectos, ya que detectamos ciertas carencias”, subrayó.

En este sentido Mónica San Nicolás, Directora de Compensación de Consejeros y Directivos de KPMG, considera que el análisis realizado por el Presidente de la CNMV es completamente acertado. “Todo el desarrollo regulatorio de los últimos años ha contribuido de forma significativa a una mayor transparencia y mejoras en materia de remuneraciones de Consejeros y Altos Directivos, pero el reto fundamental sigue siendo asegurar que estas están alineadas con el negocio y su gestión de riesgos, y que en los Comités de Remuneraciones se realizan los análisis y preguntas adecuadas con el apoyo de los expertos oportunos. Sin lugar a dudas, el nuevo informe anunciado contribuirá a avanzar en esta línea,” añade Mónica.

Aumentar la diversidad en los consejos

Otro punto en el que tendrán que hacer hincapié los consejos es el de mejorar sus cifras de diversidad. El código de buen gobierno insta a los consejos a adoptar políticas con el objetivo de que en el año 2020 al menos un 30% del total de consejeros sean mujeres, una cifra que en 2016 era del 16,5%. “Llevamos mucho retraso, nos encontramos por debajo de la media europea, incluso deberíamos sentirnos algo avergonzados”, afirmó Albella.

“El porcentaje aumenta, pero muy moderadamente. Animo a seguir haciendo un esfuerzo, a que cada consejo de administración se aplique de verdad a conseguir este objetivo”, subrayó el presidente de la CNMV. Pese a que califico de “impresionante” el avance en términos de cultura en los gobiernos corporativos de las cotizadas, “hay ámbitos en los que hay un trecho que recorrer”, concluyó.

Patricia Alfaro > Responsable de contenidos de Valores Digital

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *