Los fondos extranjeros fijan de nuevo su mirada en España

Íñigo Manglano
fondos-distressed

Ya hay algunos movimientos que revelan que la actividad está en marcha, y con fuerza.

La mejora de la actividad económica, el elevado volumen de operaciones congeladas por la crisis y la búsqueda de fórmulas alternativas de financiación explican el fuerte de crecimiento de la actividad de los fondos distressed. Ya hay algunos movimientos que revelan que la actividad está en marcha, y con fuerza.

Estos días, fondos como Cerberus, Kennedy Wilson y Värde Partners, Centerbridge, Apollo, KKR (que ha comprado el 49,9% en el parque temático Port Aventura) y Texas Pacific Group (TPG) peinan el mercado español en busca de oportunidades inmobiliarias. Apollo ha adquirido Finanmadrid (Bankia) y también la inmobiliaria Altamira al Banco Santander. Si analizamos esa imagen global del negocio vemos que Apollo, que ha incorporado a nuevos profesionales en sus oficinas de Madrid para detectar oportunidades, ya maneja (datos a finales de diciembre de 2013) una cartera de inmuebles valorada en 22.600 millones de euros. Una cifra alta, pero no están solos. Kennedy Wilson y Värde Partners (24.550 millones) y TPG (23.992 millones) le dan la réplica.

Descárgate Valores 14 para leer el artículo completo >

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *