Los ataques terroristas y el robo masivo de datos, entre los principales riesgos mundiales de 2017

Patricia Alfaro
tormenta

risks

El avance imparable de las nuevas tecnologías y los ataques terroristas ocurridos a lo largo de 2016 han irrumpido en el mapa de riesgos mundiales, desgranados en el Informe de Riesgos Globales 2017 elaborado por el Foro Económico Mundial. En concreto, los ataques terroristas a gran escala y el robo masivo de datos se han situado en cuarto y quinto lugar en el escenario de riesgos más probables para este año.

De este modo, los riesgos derivados de la tecnología vuelven a la lista después de dos años sin presencia en el top 5. Además del robo o fraude masivo de datos, en sexta posición se encuentra el riesgo probable de ciberataques, que estará presente en la agenda del Foro de Davos, que se celebrará entre los próximos 17 y 20 de enero.

Como explica Marc Martínez, socio responsable de Ciberseguridad de KPMG en España, “ahora más que nunca la seguridad de la información tiene que estar en la agenda de los Comités de Dirección”. “Los riesgos de ciberseguridad están aumentando exponencialmente, pues no sólo los hackers se han vuelto mucho más sofisticados y se han organizado como muchos otros negocios, sino también porque el impacto que causan es mucho mayor, incluyendo mayores daños reputacionales, mayores multas, costes por perdida del servicio o fraude”.

Además, se debe tener en cuenta que las brechas de seguridad no solo afectan a los gobiernos y a la sociedad, sino también en gran medida a las empresas. De hecho, un reciente estudio de KPMG que recoge la opinión de más de 1.000 CEOs en todo el mundo, indica que actualmente el 46% de los CEOs en España (a nivel global es un 29%) menciona a los riesgos de ciberseguridad como la cuestión que podría tener un mayor impacto sobre su empresa.

riesgos

Por su parte, en el primer puesto de la clasificación de amenazas probables de 2017 se encuentran los fenómenos meteorológicos extremos, las migraciones involuntarias a gran escala y los grandes desastres naturales. De este modo, el aumento de la temperatura y la necesidad de combatir el cambio climático y el gran número de refugiados –más de 65 millones en 2016 según datos de ACNUR- consecuencia de los conflictos geopolíticos vuelven a situarse en las tres primeras posiciones por segundo año consecutivo.

Por otro lado, los principales riesgos a nivel global en términos de impacto están altamente influenciados por cuestiones medioambientales. Así, si en primera posición se encuentran las armas de destrucción masiva, que han escalado al primer puesto frente al segundo del año anterior, en las siguientes posiciones se encuentran los fenómenos meteorológicos extremos, las crisis de agua, grandes desastres naturales y el fracaso en la adaptación y mitigación al cambio climático.

Todas estas cuestiones serán debatidas a partir del próximo 17 de enero por más 3.000 representantes del ámbito político, económico y de la sociedad civil -entre ellos delegaciones de Gobierno de más de 70 países- en la reunión anual del Foro Económico Mundial, que se celebrará durante cuatro días en la ciudad suiza de Davos bajo el lema de ‘Liderazgo sensible y responsable’.

Amenazas derivadas de la Cuarta Revolución Industrial

Respecto a la incursión de los riesgos tecnológicos en la lista, el informe pone de manifiesto que la Cuarta Revolución Industrial “está creando nuevos riesgos globales y agravando los existentes”. En este sentido, destaca el reto de gobernanza que se presenta a nivel mundial, derivado de los desafíos que representan la inteligencia artificial y las cambiantes necesidades de infraestructuras físicas y vulnerabilidades.

Además, el informe sostiene que, pese a que la globalización ha sido considerada responsable de la caída de la industria y del deterioro de las perspectivas laborales, los cambios tecnológicos son la verdadera explicación. “La tecnología siempre ha creado puestos de trabajo al tiempo que los destruye, pero hay evidencias de que el motor de creación de empleo tecnológico está renqueando”.

Ante esta situación, el informe indica que el buen gobierno puede ser la solución para garantizar tanto la distribución de beneficios como la gestión del impacto en los riesgos globales, ya que “la evolución de las nuevas tecnologías estará altamente influenciada por las normas sociales, políticas corporativas, estándares industriales y principios regulatorios que están siendo debatidos y escritos hoy en día. Pese a ello, el informe reconoce que las instituciones tanto legales como políticas y el establecimiento de estándares “tienden a moverse lentamente”.

Riesgos para las empresas

Por otro lado, el informe ofrece una visión de los principales riesgos que preocupan a los negocios. A nivel global, las empresas sitúan el desempleo y el subempleo en primera posición, con un 36,6%, seguido de los precios de energía (30,1%), crisis fiscales (30%), fracasos de gobernanza a nivel nacional (28,7%) y profunda inestabilidad social (23,8%).

Estos resultados contrastan con las preocupaciones de las compañías españolas, donde el empleo y el subempleo copan la mayor preocupación, con un 77,9%, seguido del fracaso de la gobernanza a nivel internacional, con un 48,1% y que refleja la incertidumbre política vivida en el país durante los últimos meses. En las siguientes posiciones se encuentra la burbuja de activos (41,3%), el posible fracaso de las instituciones o mecanismos financieros (29,8%) y una profunda inestabilidad social, con el 28,8%.

empleo

Patricia Alfaro > Responsable de contenidos de Valores Digital

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *