Los millennials: un nuevo tipo de consumidor

Inés Araguás Fuentes
155440038v2

También conocidos como “nativos digitales”, los millennials han crecido en la era de los grandes avances tecnológicos.

Nacidos entre 1980 y el año 2000, amantes de la tecnología, socialmente activos en el entorno online, anteponen la calidad de vida y la disponibilidad de tiempo a un gran salario, prefieren las redes sociales a la televisión y los libros, y alquilar, compartir o reciclar antes que comprar. Así son los millennials, una generación que está marcando una nueva pauta de consumo a la que deberán adaptarse las marcas si no quieren perder un mercado de más de nueve millones de consumidores, según datos del INE, que, lógicamente, irá sustituyendo con el tiempo al de los compradores actuales.

También conocidos como “nativos digitales”, los millennials han crecido en la era de los grandes avances tecnológicos y del apogeo del mundo online. Es por ello que sus decisiones de compra obedecen a previas búsquedas en Internet y a la valoración de múltiples alternativas. Nos encontramos, así, ante un nuevo tipo de consumidor acostumbrado al fácil y rápido acceso a ingentes cantidades de información gracias al gran desarrollo experimentado, durante los últimos años, por las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Seis claves para atraer a los millennials

La revista Consumer Currents, publicada por KPMG International, desvela una serie de claves para ayudar a las empresas a acercarse a esta generación, captar su atención y convertirla en una clientela fiel:

 1. Nunca ha existido un público tan conectado y que comparta tan libremente la información online. Las marcas deben aprovechar esta oportunidad utilizando herramientas de análisis que les permitan filtrar los datos y extraer información de utilidad para el negocio. Esto les ayudará a comprender y llegar a su público objetivo a través de mensajes oportunos que logren captar su atención.

 2. A los millennials les encanta encontrar y conectar con “sus iguales” en el entorno online. Es por ello que las marcas deben tratar de aumentar su presencia en estos canales y fomentar el diálogo con ellos en comunidades digitales, a través de mensajes que les aporten valor y atraigan su atención.

 3. Muéstrales que les escuchas. Los millennials pueden convertirse en un público muy fiel si sienten que una marca les escucha y, en consecuencia, les aporta valor respondiendo a sus necesidades. Para el comercio minorista, esto puede resultar tan sencillo como incluir en la propia tienda descripciones de los distintos productos y servicios que oferta; para una marca, puede suponer la involucración del consumidor en la toma de decisiones relativa al desarrollo de nuevos productos o servicios. Asimismo, la innovación debe ser algo prioritario.

 4. Dispón de un plan global. En España ya suponen un mercado amplio que sería un error ignorar, pero, los millennials representan, incluso, una parte más importante de la población en muchas economías emergentes: concretamente, un 28% en China y un 30% en Brasil y en la India. No obstante, su riqueza, hábitos, valores, intereses y preferencias son distintos en cada país, razón por la cual las estrategias a seguir deben ser únicas en cada mercado objetivo.

 5. Sé más ágil. Evita que en tu negocio se trabaje siempre del mismo modo y se utilicen los mismos procesos, gana en flexibilidad. La generación millennial se caracteriza por estar siempre abierta a nuevas ideas y procedimientos, y no sintoniza con el marketing tradicional. Nuevos competidores pueden adentrarse en el mercado siguiendo estas máximas y ganar cuota, mientras otros negocios más consolidados, pero menos adaptados a las necesidades de las nuevas generaciones, corren el riesgo de quedarse obsoletos. Además, cabe tener en cuenta que en un mundo socialmente digitalizado, con menos barreras de entrada, resulta más complicado para las marcas evitar la irrupción de nuevos competidores y defender su territorio, de ahí la importancia de ser ágiles y evolucionar al mismo tiempo que lo hacen los gustos y preferencias de los consumidores. No se puede competir hoy con herramientas de ayer y pretender ser líderes mañana. La innovación constante es clave.

 6. La velocidad de respuesta lo es todo, ya sean comentarios de clientes, sugerencias y, especialmente, quejas o cambios de humor del mercado. Las marcas necesitan monitorizar muy de cerca las conductas sociales (a través del análisis de los datos—Data Analytics) para ser capaces de identificar señales tempranas de cambio y ser lo suficientemente ágiles para sacarles partido. Y lo que es más importante, tener todos los procesos de la compañía alineados para poder responder a estos cambios de forma rápida.

Comentarios

Opiniones

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *